barnizado-muebles

Barnizado de muebles en Pontevedra

En Barnizados y Lacados Pontevedra somos expertos en el barnizado, reparación y restauración muebles antiguos o nuevos. Asimismo, somos profesionales en el lacado de puertas (ya sean de paso, de exterior, portones, etc.), cocinas, armarios, ventanas, cómodas, sillas, mesas, etc. Además, trabajamos con mobiliario de dormitorios y comedores, de exteriores, de jardín, etc.

Cuando vamos a llevar a cabo el barnizado de muebles, nos aseguramos de que cada elemento reciba un tratamiento adecuado. Utilizando técnicas de pistola, brocha, muñequilla o rodillo, nos adaptamos a tus requerimientos y te ofrecemos los mejores acabados. Hacemos un trabajo artesanal, pero utilizando para ello los materiales más actualizados (barnizados ignífugos, barnices de poliuretano, esmaltes acrílicos, barnizados ecológicos, pinturas al agua, etc.).

¡Comienza a restaurar tus muebles y solicita un presupuesto sin ningún compromiso!

QUÉ PROCESO SEGUIMOS EN EL BARNIZADO DE UN MUEBLE

El barnizado de muebles es una técnica que se utiliza para las piezas de madera.

Si desea barnizar un mueble que ya tiene un acabado previo, en Barnizados y Lacados Pontevedra lo decapamos empleando un quitapinturas, lijando o con una pistola de calor.

Si el mueble a barnizar es nuevo, entonces procedemos a lijar antes de aplicar el barniz. Todo el lijado lo hacemos de forma artesanal (a mano), a menos que se trate de un mueble grande o de que tenga superficies lisas de gran extensión, para lo cual empleamos una lijadora eléctrica.

 

Tipos de barnices con los que trabajamos

Es posible categorizar los distintos tipos de barnices que utilizamos. Categorizándolos según su composición, los barnices con los que trabajamos son:

  • Barnices acrílicos
  • De poliuretano
  • Barnices nitrocelulósicos

Igualmente, clasificándolos de acuerdo con su nivel de brillo, los barnices con los que trabajamos pueden ser: satinados, mates o brillantes.

Antes de barnizar un mueble, nos enfocamos en llevar a cabo un estudio previo de cada uno de los elementos y, dependiendo de la frecuencia del uso del mueble, procedemos a elegir la resistencia que se va a aplicar. Por ejemplo, en el caso de los muebles de madera para exterior, utilizamos barnices elaborados a base de poliuretanos, los cuales aportan una mayor resistencia.